La cualidad única que tiene todo líder

         Hoy te voy a hablar sobre todas las etiquetas falsas que hay entorno al liderazgo: que si el líder es humilde, que si el líder sabe escuchar, que si el líder va primero, etc. También te voy a decir cuál es la cualidad única que comparten todos los líderes, sin importar si la usan para bien o para mal.

         La primera pregunta que debemos hacernos es: ¿Por qué la gente decide seguir a una persona, incluso cuando lo que hacen puede ser malo para mucha gente?

         En 1973, Stanley Milgram publicó su libro Obedience to Authority. En él, describe los resultados de uno de los experimentos del comportamiento humano más relevantes respecto al poder que ejerce una figura de autoridad.

         Hizo cerca de 18 variantes, pero básicamente, el experimento se centraba en lo mismo. Voluntarios eran reclutados para un estudio de memoria. Al llegar los participantes, se explicaba a un par de ellos en qué consistía el estudio. Uno debía hacer una serie de preguntas al otro; quien respondía, se encontraba en un cuarto aparte, conectado a unos cables eléctricos. Cada vez que esta persona respondía mal, quien preguntaba, le proporcionaba una descarga a través de un generador. El generador constaba de 30 conmutadores de palanca colocados horizontalmente; cada uno de ellos, tenía un rótulo que indicaba el voltaje de descarga; iba de 15 a 450 voltios. El truco, era que la persona que respondería las preguntas, era un actor; únicamente quien hacía preguntas y activaba las descargas, era voluntario.

         Mientras el experimento se desarrollaba, el voluntario era supervisado por una persona con bata blanca. Este individuo, fomentaba al voluntario para seguir con el experimento a pesar de las posibles consecuencias. A partir de 75 voltios, la víctima comenzaba a quejarse; al llegar a 150 voltios, comenzaba a gritar que quería terminar con el ejercicio; con 270 voltios, su respuesta ya era notoriamente dolorosa; a los 300 voltios la víctima gritaba que ya no respondería nada; al final, después de los 330 voltios, dejaba de responder.

         El voluntario, volteaba a ver al experimentador de bata blanca para cuestionar si debía continuar con la prueba; siempre era persuadido a seguir. Cuando la víctima no respondía, se le pedía que lo tomara como una respuesta incorrecta.

         El experimentador vestido con bata blanca, daría cuatro respuestas cada vez que el voluntario quisiera abandonar:

  • Por favor, prosiga o por favor, vaya adelante.
  • El experimento exige que usted prosiga.
  • Es absolutamente esencial que usted continúe.
  • No hay más remedio, usted tiene que seguir.

         Estos enunciados, siempre eran dichos en esa serie y cambiaba sólo cuando el voluntario, ya no quería continuar. Las frases anteriores, eran expresadas con un tono de voz firme, pero nunca descortés u ofensivo.

         Los resultados fueron variados, pero en todos prevaleció que la mayoría de personas, llegaba hasta la máxima descarga, sólo porque el experimentador se los pedía. Al final, eran entrevistados y cada uno mencionó que si hubiera sido por él, habría terminado el experimento desde antes; pero que no lo hizo porque el experimentador le pidió seguir.

         Incluso en los momentos de duda, el voluntario comentaba al experimentador que la víctima podría salir lastimada o sufrir un infarto. El experimentador asumía la responsabilidad de los resultados y pedía al voluntario continuar. La mayoría de participantes, limpiaba su culpa al dejar la responsabilidad en otro y seguía infringiendo las descargas, sin importar la posibilidad de hacer un daño permanente a la víctima.

         Milgram, explica que las personas, al conocer este experimento, piensan que no llegarían a terminar el ejercicio. Creen que ellos no serían intimidados por la autoridad. Para tal cosa, Stanley propone que vayas con una persona mayor, a quien más respetes, le saludes cómo si fuera uno de tus amigos con los que hablas coloquialmente; luego, te sentarás en su sala con los pies sobre la mesa de centro, mientras te inclinas hacia atrás con las manos sujetando tu nuca. ¿Realmente lo harías? ¿Notas el peso de la figura de autoridad?

         Esto quiere decir que la gente obedece a la autoridad para no tener que hacerse cargo de las consecuencias del resultado. Por consiguiente, la cualidad única que caracteriza a todo líder, es que asume la responsabilidad del resultado. Te lo voy a repetir: la cualidad única de todo líder, es que asume la responsabilidad del resultado.

         La persona que no quiere asumir la responsabilidad de un resultado, se presentara indecisa, confundida y aceptará fácilmente la instrucción de alguien más. Total, si las cosas salen mal, puede excusarse diciendo que no sabía y que sólo se dejó guiar por quién parecía que sí sabía lo que hacía.

         El trabajador, ha decidido poner en su empleador, la mayor cantidad de responsabilidad sobre el resultado de sus ingresos. El autoempleado ha decidido asumir la responsabilidad del resultado sobre sus propios ingresos. Con lo que puede ganar más que el empleado o ganar menos e incluso quebrar. El empresario, ha decidido asumir la responsabilidad del resultado de los ingresos de él y de la gente que quiera ayudarlo a ganar más.

         Quizá te puedas dar cuenta de que, para que el empresario tenga gente trabajando con él, necesita que esa gente ponga en dicho empresario, la responsabilidad por sus ingresos. En mayor o menor medida, también dependerá de que el colaborador haga un buen trabajo. La persona que prefiere hacerse cargo del 100% del resultado de sus ingresos, no trabajaría como empleado jamás.

         Si tú quieres incrementar tu liderazgo y conseguir que muchas personas te sigan, es imprescindible que asumas la responsabilidad de más resultados en tu entorno.

         Pon atención en lo que te voy a compartir. Hace unos meses vi una película llamada Revolver, protagonizada por Jason Statham. En el filme, hay un personaje que tiene una habilidad tremenda para disparar. Se puede decir que donde pone el ojo, pone la bala. Este personaje que llamaré, el matón, trabaja para el malo; un tipo con mucho dinero que quiere acabar con el bueno.

         En una escena, el matón trata de matar al bueno, pero por extrañas razones no logra acertar ni un solo disparo. Cuando el matón le dice al malo que no pudo matar al bueno; el malo entra en cólera y le pone tremenda zurra al matón. ¿Por qué razón, el matón, le permite al malo que lo regañe de esa manera? El matón podría sacar su arma y acabar con todos en la sala antes de que pudieran hacer algo; pero no lo hace.

         La razón es que el matón, no quiere asumir la responsabilidad de sus ingresos. Y no importa cuál sea el argumento, no quiere y por eso deja que el malo lo regañe.

         Entonces, si la cualidad única que comparten todos los líderes es asumir la responsabilidad del resultado, ¿dónde quedan las demás características que supuestamente debe tener un líder? Bueno, no existen, son mentiras.

         Bajo esta filosofía, vamos a desvelar algunas de estas mentiras:

  1. El líder va primero: falso, la persona que asume la responsabilidad del resultado, pocas veces es quién va primero o hasta el frente. Malo o bueno, es el estratega y su permanencia en el proyecto es vital para que la demás gente siga en el proyecto.
  2. El líder trabaja más que los demás: Mentirá. La persona a cargo, necesita liberar su tiempo en mayor medida para tener espacio de planear o de iniciar nuevos emprendimientos. Quien no asume la responsabilidad del resultado, lo paga trabajando más.
  3. El líder tiene más energía: Falso. Puedes ver que hay cientos de personas enfermas o con mala condición física y están al frente de proyectos. Uno de mis colegas tenía desechos los riñones y antes de que le donaran uno, trabaja medio día y descansaba día y medio.
  4. El líder se motiva a sí mismo: Tampoco es verdad. En una ocasión tuve una alumna que se sentía mal porque su empresa no tenía ventas, pero seguía trabajando mientras sufría. No se motivaba a sí misma, por eso llegó conmigo.
  5. El líder tiene visión: La mayoría de grandes líderes, no tiene idea de hasta dónde puede llegar hasta que llegan. Pregúntale a las personas que dirigen grandes proyectos si pensaron que llegaría hasta dónde están y la mayoría te dirá que no, al menos no cómo lo hicieron.
  6. El líder planea: Falso. No te imaginas la cantidad de emprendedores y empresarios que no saben qué va a pasar con ellos el próximo año.
  7. El líder es seguro de sí mismo: En un programa para empresas que yo daba hace algunos años, hacía una prueba para medir el nivel de autoestima de los trabajadores. El líder de una empresa, fue quien salió con el autoestima más bajo de su negocio. Era un miedoso, pero así con miedo, decidió asumir la responsabilidad del resultado de la empresa.

         La lista podría seguir, pero no me quiero centrar sólo en eso. Lo que acabo de mencionar, es mentirá bajo la idea de que el líder es la persona que asume la responsabilidad por el resultado. Ahora bien, esto no quiere decir que la persona a cargo no necesite planear o tener visión o ser segura de sí misma, no. La mentira, es que estas son habilidades no cualidades que se tienen.

         Si tú, asumes la responsabilidad por el resultado y además, tienes seguridad en ti mismo, tienes visión, sabes planear, te motivas solo, tienes mucha energía, trabajas con más ganas, etc., seguramente tendrás mejores resultados y más rápido. Al revés, si tienes todas las habilidades del líder, pero no tienes la cualidad de asumir la responsabilidad por el resultado, no tendrás mucho liderazgo.

         La razón por la que no asumas la responsabilidad del liderazgo, puede ser cualquiera: porque tienes miedo de equivocarte, porque no quieres ser juzgado, porque sabes que no puedes, porque tienes pocas habilidades, porque no te crees capaz, porque consideras que otro lo hará mejor, porque quieres que otro desarrolle su liderazgo, etc. La razón no importa, lo que importa es que no lo haces.

         Cada vez que dirijo un proyecto, sé que no tengo todas las respuestas y que en mi equipo hay personas más inteligentes y con mayor capacidad que yo en muchos aspectos; sin embargo, soy yo, quien asume la responsabilidad del resultado final. No me importa si tengo miedo, si creo que no puedo, si pienso que hay otros mejores para hacer lo que hago, si creo que todo saldrá bien, etc. Eso no importa, al final, decidí asumir la responsabilidad del resultado y lo hago. Punto.

         Si tú, no eres responsable del resultado de muchas cosas y haces que se dé favorablemente, entonces no tienes liderazgo; aun cuando haya gente que te alabe y te diga que eres lo máximo.

         Para este punto, la gente piensa: “Sí, parece buena idea, pero no puedo llenarme de actividades ni hacerme cargo de lo que deberían de hacerse cargo los demás”.

         Primero, si asumes la responsabilidad del resultado, no vas a andar lloriqueando que lo haces porque nadie más lo quiere hacer… podrías hacerlo, pero lo pasarás muy mal. Segundo, cuantos más resultados decidas asumir, mayor cantidad de gente estará dispuesta a seguirte y ayudarte. Parece una paradoja, pero es verdad. La gente respeta a las figuras de autoridad y prefieren poner la responsabilidad en estas figuras.

         Me da mucho gusto que hayas leído este artículo. Te recuerdo que mi nombre es Ariel Ortuño, así me encuentras en instagram.

         También te recuerdo rápidamente el nombre de mis libros:

1. Persuasión Empática: 26 sencillas técnicas de persuasión que puedes usar con todos.

2. Neuroliderazgo Persuasivo: 22 Trucos Psicológicos para Aumentar tu Liderazgo

3. La llave secreta para influir la mente de una persona

4. Vendedores Tenaces: Cómo dominar tu mente para vender más.

         Nos vemos pronto y recuerda… ¡Estás a una frase de inspirar al mundo...!

Ventas para Freelancers

Después de tomar la decisión de emprender por tu propia cuenta y convertirte en un freelance o en un solopreneur, el primer reto es vender. El problema es que la mayoría de las veces, eres buenísimo para tu profesión, pero para vender, no tanto o casi nada. El peor error que solemos cometer al iniciar, es pensar que por hacer un excelente trabajo, los clientes te recomendaran uno tras otro y siempre tendrás trabajo. Por ello, quiero compartir contigo algunos pasos que, si los sigues, tus posibilidades de aumentar tus ventas serán mucho mayores:

  1. Nicho de mercado

A veces, por la necesidad económica, tu nicho de mercado es muy amplio. Piensas que si ofreces un catálogo de servicios más grande tendrás mayores posibilidades de vender. En teoría, podría parecer una buena idea. Para tal caso, siempre me gusta preguntar: Si tienes un problema en la tubería hidráulica de tu casa y quieres asegurarte de que será arreglada correctamente, ¿a quién prefieres llamar, al todólogo o al plomero (especialista)? ¿Cuál de los dos te va cobrar menos?

  1. Tribu

Crear una tribu te ayuda a orientar tus esfuerzos al perfil de cliente que más posibilidades tiene de comprar tu servicio. Si ya estás en el nicho indicado, pero quieres atender a personas de 18 a 90 años, es muy posible que muerdas de hambre por no vender.

Supongamos que eres maquillista profesional. ¿Qué edad tienen las mujeres que necesitan un maquillista? Seguramente desde los 15 años y hasta los 70, pero; ¿En qué rango de edad tienen dinero para pagarlo y tienen más eventos donde requieren un maquillista profesional? No conozco este mercado, pero especularé un poco pensando que son mujeres de 35 a 45 años. Son profesionistas, altas ejecutivas y empresarias. Tienen dinero para pagar y les gusta lucir increíbles.

  1. Simplifica

Tu mente te juega muchas trampas, conocidas como sesgos mentales. Uno de ellos, es el llamado Maldición del Conocimiento. Tú, una vez que eres experto en tu área, jamás podrás ver la vida como aprendiz. Así, tenderás a usar un lenguaje complejo y dar explicaciones complicadas. Por supuesto que pensarás que estás expresándote de modo básico, pero tu cliente no lo verá de esa manera. Lo que requieres, es explicar tu propuesta lo más simple posible, tanto que cualquiera que consideres bruto, la pueda entender.

  1. Prospección digital

El mundo está en internet. Vivimos en una de las mejores épocas para hacer dinero. La cuestión es que requieres hacer a un lado tus paradigmas y entrar a internet. No como un amateur, sino como una persona profesional. El primer paradigma que debes romper es que, si quieres obtener prospectos de internet, necesitas pagar publicidad. Podrías esperarte a generar prospectos de manera orgánica, pero es posible que la estrategia de resultados en un año o más, tiempo para el cual tú, ya habrás muerto de hambre o habrás huido del país por no pagar tus deudas.

  1. Posicionamiento

De alguna manera, cuando prospectas, vas detrás de los clientes que ya son conscientes de que necesitan tu servicio. El problema va en dos vertientes: la primera es que la mayoría de personas va por esos clientes (y compiten por precio) y la segunda es el cliente no te quiere explícitamente a ti, sino al servicio que das.

Generar contenido, hará que poco a poco, llegues a las personas que aún no saben que necesitan tu servicio. También llegarás a la gente que deseas dar solución inmediata a su necesidad. La ventaja, es que ya saben que eres bueno y no sólo quieren tu servicio, sino a ti también. Lo que te permitirá cobrar honorarios más altos y dejar de preocuparte tanto por la competencia.

Si deseas aprender más sobre ventas, te recomiendo mi libro:

Vendedores Tenaces: Cómo Dominar tu Mente para Vender Más

Si quieres aprender sobre Liderazgo y Persuasión, puedes comprar también mis otros libros:

Persuasión Empática: 26 Sencillas Técnicas de Persuasión que Puedes Usar con Todos

Neuroliderazgo Persuasivo: 22 Trucos Psicológicos para Aumentar tu Liderazgo

La Llave Secreta para Influir la Mente de una Persona

Las 3 Premisas de la Persuasión y el Liderazgo

El tema de la persuasión va ligado al liderazgo porque necesitas saber cómo inspirar a las personas para que decidan seguirte. Sin embargo, algunas personas piensan que las estrategias de persuasión pueden ser manipulativas. Es verdad. La contradicción es que no puedes influir a otras personas sin usar técnicas de persuasión. No importa si eres consciente de que las usas o no, está ocurriendo.

En México existe un súper gurú de las ventas online, él, dice que debes venderle al corazón desde tu corazón; que necesitas olvidarte de las estrategia de persuasión para influir la mente de la gente. La paradoja es que usa técnicas de persuasión en sus presentaciones. Otro caso, según algunos conocidos Gnosticos, para su Maestro, Samael, la hipnosis es mala; sin embargo, sus discursos están llenos de patrones hipnóticos y persuasivos.

No es que las técnicas de persuasión usadas por un líder sean malas, sino la manera en que son usadas. Por eso, te voy a compartir ahora, 3 premisas de la persuasión que han guiado toda la metodología de mis libros.

Honestidad

Cuando las personas mienten, siempre sale a la luz su farsa. Puede ser que pase mucho tiempo y nadie lo note, pero caerán. Además, aunque la gente no tenga la certeza de que no hay honestidad, tendrá un sentimiento hacia ti que le hará querer alejarse. Habrá gente que, por ser honesto, no te querrá seguir. Ahí puedes usar técnicas de persuasión para que decidan hacerlo; aunque habrá un grupo que jamás caminará en tu senda.

OJO: Ser honesto no significa que dirás a lo bruto lo que piensas todo el tiempo. Puedes comunicar lo que piensas de un modo que sea noble para el oyente.

Autenticidad

Si tienes que ser alguien quien no eres para persuadir a una persona, no va a funcionar. Con el tiempo pasaran dos cosas: van a descubrir tu verdadera personalidad o te vas a hartar de fingir. Ahora bien, si aprendes nuevas habilidades para mejorar tu comportamiento e interacción con las personas, va a cambiar tu forma de ser. Eso no quiere decir que ya no seas autentico, sólo que ahora lo eres desde otra plataforma.

Carisma

No me refiero a que seas el alma de la fiesta ni el que más chistes cuenta; sin embargo, es necesario que tengas la capacidad de transmitir felicidad y buena vibra. El carisma es la habilidad para atraer y fascinar a las personas y eso se logra con técnicas de persuasión.

Si quieres aprender los 5 Principios Definitivos de la Persuasión, 26 Técnicas de Persuasión que Puedes Usar con Cualquiera o 22 Trucos Psicológicos para Aumentar tu Liderazgo, da clic aquí para ver mis libros en Amazon.

Liderazgo Persuasivo

En la actualidad el liderazgo  ha sido sujeto de millones de características mediante las cuales tratan de hacerte ver qué necesitas hacer para considerarte un líder. Por ello, quiero ser muy concreto y darte 3 aspectos necesitas considerar y 3 características en cada uno, que te ayudaran a incrementar de modo radical tu liderazgo.

1 De cómo te sientes

Tener claro lo que quieres: La seguridad personal se mantiene dentro de ti cuándo tienes claro hasta donde puedes ceder y cuánto quieres lograr. Tener claro lo que quieres, te ayuda a sentir mayor seguridad.

Hacer cada movimiento con un objetivo en mente: Cada acción genera una reacción, de tal suerte, que tú, necesitas ampliar tu perspectiva para observar hacia dónde te llevará cada conversación, palabra o reunión en la que participes. Dentro de una conversación, si sabes qué decir, puedes hacer que la otra persona te ofrezca lo que tú querías pedir.

Incrementar tu inteligencia social: La gente interpreta tus palabras y comportamientos según su propia percepción de la vida. Les importa poco que tu intensión sea buena o mala. Por ello, si quieres ser un gran líder, necesitas aprender a moverte dentro de los grupos de modo que puedas influirlos.

2 De cómo Interactúas

Crear empatía: La gente, para seguirte, necesita sentir que te pones en sus zapatos. De hecho, eso debe ser genuino, ya que si mientes, te descubrirán.

Seleccionar la mejor ubicación: Siempre debes acabar junto a la persona que más te conviene o junto a quien más te interesa. Esa selección debe ser de modo natural y no parecer forzada. También, debes saber qué lugar ocupar de acuerdo al tiempo de reunión o evento y, de acuerdo al nivel de liderazgo que necesitas o quieres ejercer.

Condiciona de modo positivo tu presencia: Siempre estamos experimentando emociones, algunas más intensas que otras, algunas positivas y otras negativas. Así, la emoción que más experimenta la gente al estar contigo, es la emoción que sienten cuando no estás y te recuerdan.

3 De cómo te ven

Tu postura corporal: Tu cuerpo dice lo que tu boca calla; pero eso no es lo más dramático, sino que también es un molde de emociones. Eso quiere decir que si adoptas una postura de sumisión, tu cerebro comenzará a segregar cortisol y te pondrás nervioso. Si tu postura es de poder, tu cerebro segregará testosterona y experimentarás mayor seguridad.

Actuar a pesar del miedo: Todos sentimos miedo cuando hacemos algo a lo que no estamos acostumbrados. Algunos le llaman miedo y otros sólo dicen que se sienten incomodos. Da igual el título que le pongas, lo sentirás cada vez que hagas algo que te saque de tu zona de confort. A todos nos pasa, pero su no dices nada y actúas, pasarán dos cosas: incrementarás tu seguridad personal y serás percibido como una persona de acción.

Decir rápido: Está comprobado  que la efectividad de las decisiones que se toman rápido es igual a la de las decisiones que se toman con mayor tiempo. Entonces, decidir rápido te ayuda a ejecutar rápido y tener retroalimentación rápido. Lo que te muestra con mayor seguridad y poder de acción.

Si quieres profundizar en el tema, te recomiendo leer mi libro “22 Trucos Psicológicos para Aumentar tu Liderazgo”. Para verlo en Amazon da clic aquí.

13 Razones por las que No Vendes Más

Por ética, deberías ofrecer productos o servicios de calidad; sin embargo, la calidad y el precio casi nunca son la razón de que no vendas más.

Te comparto las causas más comunes y que la mayoría de personas no conocen o creen que las tiene cubiertas:

1. Las características de tu cliente no son específicas
Una tienda de ropa para dama que cree que todas las mujeres son su mercado, está fuera.
2. Tu prospecto no necesita tu producto
Te enamoras tanto de tu producto, que piensas que la gente lo amará y necesitará al igual que tú.
3. Tu mercado es muy pequeño
Vendes algo tan raro, que hay poca gente que lo querrá comprar. 
4. Tu oferta no tiene diferenciador
Es decir, ofreces lo mismo que tus competidores.
 
5. Tu oferta es pobre
Ofreces excelente servicio y luego quieres ganar por precio.
6. Tienes muchos productos en tu campaña de entrada
Le ofreces mil alternativas de productos a una persona que sólo necesita una. 
7. Quieres vender por precio
Los clientes que sólo buscan precio, nunca son leales.
8. No existe un beneficio claro de comprar tu producto
No sabes expresar cuál es el resultado tangible que tendrá tu cliente.
9. Te enfocas en los productos más fácil de vender y no en los que más ganas
Esto es el resultado de tu mentalidad.
10. Tus técnicas de comunicación y persuasión son deficientes
No sabes cómo decir las cosas para que sean más atractivas.
11. No tienes autoridad frente a tu cliente, te falta liderazgo
Tu imagen y comportamientos no transmiten que sabes de lo que hablas.
11. No tienes autoridad frente a tu cliente, te falta liderazgo
Tu imagen y comportamientos no transmiten que sabes de lo que hablas.
12. No inviertes (o inviertes poco) en estrategias de captación de prospectos
Otra vez tu mentalidad, inversiones pobres generan ventas pobres.
13. Todo lo quieres resolver a base de tu propia experiencia
Aplicara para el punto anterior también. Necesitas información de calidad de fuentes externas a ti.
¿En cuántas de estas causas estás tú?

Cómo dominar tu mente para vender más

En el argot de las ventas, se suele pensar que para incrementar tus números necesitas mejorar tus técnicas de cierre. Hasta cierto punto eso es verdad, sin embargo hay algunos detalles adicionales. Seguramente conoces a un vendedor que tiene éxito en ventas, pero sus técnicas no son muy sofisticadas, tanto que hasta podrías pensar “cómo es posible que venda”. Por otro lado, habrá vendedores que se preparan mucho, van a cursos de cierres de ventas, leen libros de ventas y no dan una. Entonces, ¿qué hay más allá de una técnica de cierre?

1. Tu mentalidad

Cada vendedor subirá sus ventas hasta su punto Ok. Su punto Ok, es la cantidad de dinero que su mente está programada para ganar cada mes. No es la cantidad que el vendedor dice que quiere ganar o la que él cree que quiere ganar; es la cantidad para la que está programado. Es fácil de identificar porque suele ser el promedio de sus comisiones mensuales.

Si el vendedor está programado para ganar 1,000 dólares al mes, venderá lo suficiente para alcanzar esa cantidad de comisiones. Si gana menos, buscará nuevas alternativas para vender más, pero si sus comisiones son menores a 1,000 dólares de modo consistente, se cambiará de empresa. Si tiene la oportunidad de vender más, lo hará un mes; pero si cada mes puede generar comisiones superiores a 1,000 dólares, comenzará a bajar el ritmo y trabajará menos, de modo que sus ventas caerán hasta comisionar de nuevo lo que dicta su programación.

2. Liderazgo

Una vez que tu programación es la correcta, tus ventas comenzarán a subir. Luego, te enfrentarás a diferentes situaciones de seguimiento. Tú, como vendedor, necesitas dirigir a los demás departamentos de la empresa para que tu pedido se entregue de modo correcto y la factura se cobre a tiempo. Para ello, es importante que sepas cómo ejercer liderazgo. Podrías vender mucho, pero tendrías un desastre en las entregas y cobros; además de estar peleado con todos los departamentos de la empresa. Los trabajadores de otras áreas dirán que eres un arrogante.

3. Técnicas persuasión y de cierre

Una vez que cuentas con la mentalidad adecuada y que tu liderazgo es realmente liderazgo; es importante que te enfoques en mejorar tus habilidades para cerrar más ventas. Si lo haces antes, dichas técnicas tendrán pocos resultados o nulos.

He separado persuasión de cierres porque no debes centrarte únicamente en el momento final. Para que la venta se cierre, hay un sinfín de variantes que forman parte de tus estrategias de persuasión que llevan a tu cliente al punto del cierre. Es decir, si sólo practicas cierres, no vas a vender mucho en comparación de volverte un vendedor altamente persuasivo.

Si quieres aprender más sobre ventas, influencia, persuasión y liderazgo, date una vuelta por Amazon y compra uno de mis 4 libros, en formato impreso o digital. Da clic aquí para conocer los títulos.

ESPÍRITU DE ACERO

Cómo aprovechar las crisis y los tiempos complicados

Sea cual sea tu actividad profesional, en algún momento vas a experimentar situaciones complicadas o incluso momentos de crisis. Cada cambio en el gobierno, en la legislación, en tu mercado, en tu empresa e incluso en tu área; tienen potencia para convertirse en un problema. Es por ello que debes estar preparado mentalmente para hacerles frente y superarlos. Ahora te daré algunas recomendaciones para aprovechar las crisis y los tiempos complicados.

1. Comprende que siempre hay problemas

Muchas personas creen que sólo tienen que superar una prueba y después serán felices por siempre. Esa idea se crea en las películas, series de televisión y muchas telenovelas. Tu mente generaliza que si cada personaje, después de superar su prueba, está en paz. Luego, lo que hace tu mente es hacerte pensar que sólo debes superar un obstáculo. Como eso no ocurre, hay un conflicto interno y sientes frustración o desesperación; pero ese sentimiento no suele ser por el problema en sí, a veces es por la sensación de que los problemas deberían terminarse. La vida no es así, hay un reto tras otro y, tendrás la impresión de que cada vez son más complicados.

2. Detrás de cada problema hay aprendizaje

Cada situación complicada que necesitas resolver, parece complicada porque hasta ese momento no habías tenido que lidera con algo igual. Así, para resolverlo, necesitas ponerte creativo. La urgencia combinada con la creatividad, te hacen encontrar caminos que no imaginabas que existían. De ese modo, aprendes como resolver problemas con mayor complejidad.

3. Los problemas te hacen crecer

Una vez que desarrollas la habilidad para resolver situaciones que parecen más complicadas, te haces más valioso. Una persona valiosa que puede resolver problemas, suele ganar más. Una de las principales diferencias entre los jefes y los trabajadores, es su capacidad para hacer frente a los problemas, mantenerse de frente y resolverlos.

4. Incrementa tu inteligencia emocional

Cuando aparece una situación complicada, no sabes cómo abordarla, por eso es complicada. Esto quiere decir que hay incertidumbre sobre lo que pasará. La incertidumbre, hace que la química de tu cerebro cambie para prepararte en caso de que tengas que huir o pelear; ya que a tu cerebro lo que más le importa es tu sobrevivencia y si hay algo que no sabe si es seguro para ti, te pondrá alerta. De este modo, segregarás adrenalina y cortisol, con lo que tus pensamientos irán de una catástrofe futura  a otra. Si no tienes un entrenamiento emocional, serás presa de los pensamientos más terribles, perderás el control de tus emociones y no podrás resolver nada.  

5. Desarrolla tus habilidades sociales

La mayoría de la gente no conoce los puntos anteriores, así que será común encontrar personas estresadas o asustadas en medio de una situación complicada. En ese estado emocional, las personas suelen valorar mucho que las ayudes a mitigar su angustia. Si en lugar de pelearte o gritarte con la gente, haces alianzas que apoyen a todos, la gente quedará agradecida contigo.

Liderazgo Persuasivo

7 tips para aumentar tu liderazgo y ser más persuasivo

La mayoría de cosas que te gustaría lograr en la vida, están vinculadas a otras personas; ya sea de manera directa o indirecta. Por ello, cuando careces de liderazgo, no podrás convencer a la gente para que te dé lo que quieres o haga lo que pides. Ahora te voy a dar algunos tips que te ayudaran a aumentar tu liderazgo y ser más persuasivo de manera natural.

1 Ten claro lo que quieres

A menudo, la gente pretende conseguir algo de otras personas, pero sale de la negociación con otra cosa. El empleado que quiere un aumento de sueldo y al salir de la oficina de su jefe, resulta que aceptó más responsabilidades nadas más. Tener claro lo que quieres, implica que sepas hasta qué punto estás dispuesto a ceder y hasta qué punto prefieres que no haya negociaciones. El empleado que entra a la oficina de su jefe para pedir un aumento, debe tener claro que, de no llegar a una buena negociación, deberá renunciar. Si tiene miedo y no está seguro de llegar a este punto, sería mejor que ni entrara. Si no tienes claro lo que quieres, te conformaras con cualquier cosa y darás una imagen de baja autoestima.

2 Aprende a crear jerarquía

Nadie quiere hacer lo que alguien sin autoridad le dice que haga. No te recomiendo que seas prepotente o soberbio, sino que sepas cómo trasmitir mayor seguridad de la que tienes. Por ejemplo, cuando te sorprendan con un comentario que no esperabas, si no sabes qué decir o no estás seguro, es mejor que guardes silencio. Van a ocurrir dos cosas; tú, tendrás oportunidad de conectar tus ideas para no decir algo que te deje mal parado y la otra persona, mientras estás en silencio, se imaginará qué estás pensando, pero lo hará con sus ideas… eso podría ser bueno o malo, depende de qué tipo de ideas tenga tu contraparte.

3 Crea empatía

De manera natural, nos gusta estar con personas que comparten la misma estructura de pensamiento que nosotros. Por ello, si logras hacer que las personas sientan que eres parecido a ellas en algunas áreas de su vida o que has pasado por las mismas situaciones, estarán dispuestas a escucharte y probablemente, también a seguirte.

4 Aprovecha tu lenguaje no verbal

Cuando hablamos de lenguaje para trasmitir más liderazgo, a veces la gente piensa que tiene que proyectar una imagen de poder a todo momento; es un error. Si otra persona ya tiene el liderazgo en un lugar, no sería muy inteligente querer mostrar que tu liderazgo es mayor, al menos no en la primera impresión. También, si necesitas información de una persona y tu corporalidad trasmite mucha fuerza, podría sentirse intimidada y no darte lo que necesitas.

5 Haz que la gente se sienta aceptada

Desde bebé, buscabas la atención y aceptación de tus padres. ¿La razón? Sobrevivir. Desafortunadamente para la mayoría, nuestros padres no saben cómo hacernos sentir aceptados y amados. Quizá te dicen que te aman, pero tu necesita compañía, quizá te dan su compañía, pero tú, lo que quieres es que públicamente te reconozcan, etc. Por ello, la mayoría de adultos está buscando sentir que alguien los acepta cómo son, y cuando tú, se los das, te conviertes en alguien valioso.

6 Estudia cómo hablar con la mente inconsciente de la gente

Cuando hablas, el mensaje que trasmites es mayor que las palabras que dices. En cada frase, hay muchas cosas que no se dicen, pero que quedan implícitas. En un interrogatorio, un policía le pregunta al presunto culpable (el cual es inocente, pero descubrió el cuerpo y un cuchillo al lado): ¿Dónde dice que vio su cuchillo? La pregunta insinúa que el cuchillo es de él, pero lleva la atención hacia el lugar donde lo vio. Si al presunto culpable se le pasa esa implicación por estar nervioso, el policía puede decir que no negó que el cuchillo era de él.

7 Desarrolla tus habilidades sociales

A menos que vivas en la jungla, necesitaras tratar con personas; en mayor o menor medida. Por ello, desarrollar tus habilidades sociales es crucial. Por ejemplo, no es conveniente que siempre digas todo lo que piensas de otra persona, aun cuando son características que podrían molestarle o hacerle sentir mal. Imagina que llega a tu casa uno de tus hermanos con pareja nueva. Al entrar, te dice que es diseñador y comienza a criticar toda tu casa. Dudo que a la mayoría le agrade esa persona.

Si quieres incrementar tu liderazgo y aumentar tus habilidades sociales, te invito a que obtengas mis libros ahora:

La llave secreta para influir la mente de una persona

Neuroliderazgo Persuasivo: 22 trucos psicológicos  para aumentar tu liderazgo

Persuasión Empática: 26 sencillas técnicas de persuasión que puedes usar con todos

Vendedores Tenaces: Cómo dominar tu mente para vender más

3 razones por los que la gente no prospera

Existen muchos caminos para que puedas mejorar tu vida. Lo absurdo es que a pesar de haber muchas maneras para prosperar, la mayoría de las personas no crece. Esto ocurre porque existen creencias guardadas en las profundidades de la mente inconsciente; las cuales no conoces, pero sí que influyen tu comportamiento.

Para explicar mejor cómo funcionan estás creencias, he creado una relación con padecimientos físicos. También, he reducido las causas a 3 padecimientos de la escasez. Estos tres padecimientos se encargan de ocultar el miedo que tiene la gente a cambiar su sistema de creencias. Primero te explicaré los 3 padecimientos de la escasez y después de explicaré por qué la gente los usa para esconder que tienen miedo de cambiar.

1 SABIO TARADO

La tara, de acuerdo a la RAE, es un “defecto físico o psíquico, por lo común importante y de carácter hereditario”.  Así, podemos decir que el Sabio Tarado es alguien que cree que todo el conocimiento del universo radica en su magnánima mente… pero está totalmente equivocado.

Su frase favorita es: eso ya lo sé o yo no lo necesito. Cualquier conocimiento nuevo, venga de la fuente que venga, es desdeñado por este tipo de personas. No leen, no estudian, no van a cursos, no toman asesorías, no escuchan recomendaciones asertivas porque creen que todo lo que puedan decirles ya lo saben.

El problema con este espécimen es que vive una fantasía donde no observa sus resultados como son. En otras palabras, si tiene una mala relación con su pareja es por culpa de su pareja y quién necesita terapia, es su pareja. Si tiene problemas económicos, no es porque él no sepa cómo crear dinero; sino por su jefe, por sus clientes, por el gobierno o por quien sea; entonces, él no necesita aprender a crear dinero, sino todos los demás. Si tiene problemas de salud, no es porque él no sepa cuidar su cuerpo; sino porque su pareja no le da de comer sanamente o porque no le dan suficiente gasto o porque los médicos no saben cómo medicarlo, etc.

Una persona que tiene este padecimiento de manera muy profunda, es prácticamente imposible de tratar. Es pocas palabras es, en su totalidad, terca.

2 ASMA FINANCIERO

Uno de los síntomas del asma, es que quien lo padece suele experimentar momentos donde siente que no puede respirar correctamente. Bueno, imagina que no tienes ahorros, tus tarjetas están al límite y llevas dos semanas sin recibir dinero. No sé si lo has notado, pero sientes que los compromisos financieros te ahogan. Luego, te llega un buen bono económico. Cuando lo ves, ¿no sientes que respiras mejor?

Las frases favoritas de las personas con Asma Financiero es: no tengo dinero, no me alcanzo o está muy caro. No voy de vacaciones porque sale muy caro; no tomo cursos porque no me alcanza; no invierto en un negocio porque no tengo dinero; no puedo cuidar mi salud porque sale muy caro. Y quiero que sepas que no tiene que ver con la cantidad de dinero que ganas, hay gente así en todo los niveles socioeconómicos. Por supuesto, que se acentúa en personas de clase media y sobre todo baja.

Apalancarse con préstamos para tomar un curso que los puede hacer ganar más les da miedo. Buscar un inversionista para poner un negocio los asusta. No tienen suficiente confianza en sí mismo, pero responsabilizan de ello al dinero. En general estás personas no progresan en su vida y los pocos que sí lo hacen, es de modo muy, muy lento.

3 ANEMIA TEMPORAL

La anemia es una enfermedad que reduce la cantidad hemoglobina en la sangre. Bueno, pues las personas que padecen la Anemia Temporal tienen la sensación de que su tiempo es reducido y no pueden hacer todo lo que quieren, mucho menos otras cosas.

Las frases favoritas de las personas con Anemia Temporal son: no tengo tiempo o es mucho tiempo. Este tipo de persona no va de vacaciones porque no tiene tiempo, no estudian porque no tienen tiempo, no leen porque no tienen tiempo, no van al médico porque no tienen tiempo. Cuando la cosa se pone critica, entonces no les queda de otra que tener tiempo. Eso sí, lo hacen malhumorados porque les está quitando tiempo que no tienen.

El problema con estás personas es que no saben que el tiempo se administra y que mientras mejor seas para administrar tu tiempo, más cosas podrás hacer. Y no se trata de tus actividades ni de tu profesión; se trata de cómo has organizado tu vida para que nunca tengas tiempo o para que sí tengas tiempo. He tenido la oportunidad de ausentarme de mis labores hasta seis semanas sin que eso haya causado un estrago en mis finanzas o mis relaciones. Antes de hacerlo, pensaba que no era posible.

DEL MIEDO

La gente entra en estos padecimientos de la escasez porque tienen miedo. Viven la vida que viven porque así es como su sistema de creencias les indica que deben hacerlo. En otras palabras, estos tres padecimientos les permiten vivir dentro de su zona de confort. De manera primitiva, era conveniente hacer lo que siempre haces porque incrementaba las posibilidades de que no te comiera el tigre. Si usabas una ruta nueva, corrías el riesgo de no estar en casa para la cena porque fuiste la cena en otro lado.

Las personas tienden a aferrarse a sus creencias profundas porque experimentan certeza en su identidad. Hacer un cambio de paradigmas, hará que su identidad cambie. Y si su identidad cambia, el entorno donde viven ya no les gustará. Luego querrán cambiarlo. Cambiarlo y equivocarse no es nada bueno para estás personas porque, el ambiente donde viven ya no les gusta y el ambiente que crearon tampoco. Ese miedo, evita que hagan ajustes al nuevo ambiente hasta tener el entorno que desean.

Y tú, ¿cuántos padecimientos de la escasez tienes?