Seleccionar página

Existen muchos caminos para que puedas mejorar tu vida. Lo absurdo es que a pesar de haber muchas maneras para prosperar, la mayoría de las personas no crece. Esto ocurre porque existen creencias guardadas en las profundidades de la mente inconsciente; las cuales no conoces, pero sí que influyen tu comportamiento.

Para explicar mejor cómo funcionan estás creencias, he creado una relación con padecimientos físicos. También, he reducido las causas a 3 padecimientos de la escasez. Estos tres padecimientos se encargan de ocultar el miedo que tiene la gente a cambiar su sistema de creencias. Primero te explicaré los 3 padecimientos de la escasez y después de explicaré por qué la gente los usa para esconder que tienen miedo de cambiar.

1 SABIO TARADO

La tara, de acuerdo a la RAE, es un “defecto físico o psíquico, por lo común importante y de carácter hereditario”.  Así, podemos decir que el Sabio Tarado es alguien que cree que todo el conocimiento del universo radica en su magnánima mente… pero está totalmente equivocado.

Su frase favorita es: eso ya lo sé o yo no lo necesito. Cualquier conocimiento nuevo, venga de la fuente que venga, es desdeñado por este tipo de personas. No leen, no estudian, no van a cursos, no toman asesorías, no escuchan recomendaciones asertivas porque creen que todo lo que puedan decirles ya lo saben.

El problema con este espécimen es que vive una fantasía donde no observa sus resultados como son. En otras palabras, si tiene una mala relación con su pareja es por culpa de su pareja y quién necesita terapia, es su pareja. Si tiene problemas económicos, no es porque él no sepa cómo crear dinero; sino por su jefe, por sus clientes, por el gobierno o por quien sea; entonces, él no necesita aprender a crear dinero, sino todos los demás. Si tiene problemas de salud, no es porque él no sepa cuidar su cuerpo; sino porque su pareja no le da de comer sanamente o porque no le dan suficiente gasto o porque los médicos no saben cómo medicarlo, etc.

Una persona que tiene este padecimiento de manera muy profunda, es prácticamente imposible de tratar. Es pocas palabras es, en su totalidad, terca.

2 ASMA FINANCIERO

Uno de los síntomas del asma, es que quien lo padece suele experimentar momentos donde siente que no puede respirar correctamente. Bueno, imagina que no tienes ahorros, tus tarjetas están al límite y llevas dos semanas sin recibir dinero. No sé si lo has notado, pero sientes que los compromisos financieros te ahogan. Luego, te llega un buen bono económico. Cuando lo ves, ¿no sientes que respiras mejor?

Las frases favoritas de las personas con Asma Financiero es: no tengo dinero, no me alcanzo o está muy caro. No voy de vacaciones porque sale muy caro; no tomo cursos porque no me alcanza; no invierto en un negocio porque no tengo dinero; no puedo cuidar mi salud porque sale muy caro. Y quiero que sepas que no tiene que ver con la cantidad de dinero que ganas, hay gente así en todo los niveles socioeconómicos. Por supuesto, que se acentúa en personas de clase media y sobre todo baja.

Apalancarse con préstamos para tomar un curso que los puede hacer ganar más les da miedo. Buscar un inversionista para poner un negocio los asusta. No tienen suficiente confianza en sí mismo, pero responsabilizan de ello al dinero. En general estás personas no progresan en su vida y los pocos que sí lo hacen, es de modo muy, muy lento.

3 ANEMIA TEMPORAL

La anemia es una enfermedad que reduce la cantidad hemoglobina en la sangre. Bueno, pues las personas que padecen la Anemia Temporal tienen la sensación de que su tiempo es reducido y no pueden hacer todo lo que quieren, mucho menos otras cosas.

Las frases favoritas de las personas con Anemia Temporal son: no tengo tiempo o es mucho tiempo. Este tipo de persona no va de vacaciones porque no tiene tiempo, no estudian porque no tienen tiempo, no leen porque no tienen tiempo, no van al médico porque no tienen tiempo. Cuando la cosa se pone critica, entonces no les queda de otra que tener tiempo. Eso sí, lo hacen malhumorados porque les está quitando tiempo que no tienen.

El problema con estás personas es que no saben que el tiempo se administra y que mientras mejor seas para administrar tu tiempo, más cosas podrás hacer. Y no se trata de tus actividades ni de tu profesión; se trata de cómo has organizado tu vida para que nunca tengas tiempo o para que sí tengas tiempo. He tenido la oportunidad de ausentarme de mis labores hasta seis semanas sin que eso haya causado un estrago en mis finanzas o mis relaciones. Antes de hacerlo, pensaba que no era posible.

DEL MIEDO

La gente entra en estos padecimientos de la escasez porque tienen miedo. Viven la vida que viven porque así es como su sistema de creencias les indica que deben hacerlo. En otras palabras, estos tres padecimientos les permiten vivir dentro de su zona de confort. De manera primitiva, era conveniente hacer lo que siempre haces porque incrementaba las posibilidades de que no te comiera el tigre. Si usabas una ruta nueva, corrías el riesgo de no estar en casa para la cena porque fuiste la cena en otro lado.

Las personas tienden a aferrarse a sus creencias profundas porque experimentan certeza en su identidad. Hacer un cambio de paradigmas, hará que su identidad cambie. Y si su identidad cambia, el entorno donde viven ya no les gustará. Luego querrán cambiarlo. Cambiarlo y equivocarse no es nada bueno para estás personas porque, el ambiente donde viven ya no les gusta y el ambiente que crearon tampoco. Ese miedo, evita que hagan ajustes al nuevo ambiente hasta tener el entorno que desean.

Y tú, ¿cuántos padecimientos de la escasez tienes?

Deja un comentario sobre lo que piensas