ESPÍRITU GUERRERO

Cómo aprovechar las crisis y los tiempos complicados

Sea cual sea tu actividad profesional, en algún momento vas a experimentar situaciones complicadas o incluso momentos de crisis. Cada cambio en el gobierno, en la legislación, en tu mercado, en tu empresa e incluso en tu área; tienen potencia para convertirse en un problema. Es por ello que debes estar preparado mentalmente para hacerles frente y superarlos. Ahora te daré algunas recomendaciones para aprovechar las crisis y los tiempos complicados.

1. Comprende que siempre hay problemas

Muchas personas creen que sólo tienen que superar una prueba y después serán felices por siempre. Esa idea se crea en las películas, series de televisión y muchas telenovelas. Tu mente generaliza que si cada personaje, después de superar su prueba, está en paz. Luego, lo que hace tu mente es hacerte pensar que sólo debes superar un obstáculo. Como eso no ocurre, hay un conflicto interno y sientes frustración o desesperación; pero ese sentimiento no suele ser por el problema en sí, a veces es por la sensación de que los problemas deberían terminarse. La vida no es así, hay un reto tras otro y, tendrás la impresión de que cada vez son más complicados.

2. Detrás de cada problema hay aprendizaje

Cada situación complicada que necesitas resolver, parece complicada porque hasta ese momento no habías tenido que lidera con algo igual. Así, para resolverlo, necesitas ponerte creativo. La urgencia combinada con la creatividad, te hacen encontrar caminos que no imaginabas que existían. De ese modo, aprendes como resolver problemas con mayor complejidad.

3. Los problemas te hacen crecer

Una vez que desarrollas la habilidad para resolver situaciones que parecen más complicadas, te haces más valioso. Una persona valiosa que puede resolver problemas, suele ganar más. Una de las principales diferencias entre los jefes y los trabajadores, es su capacidad para hacer frente a los problemas, mantenerse de frente y resolverlos.

4. Incrementa tu inteligencia emocional

Cuando aparece una situación complicada, no sabes cómo abordarla, por eso es complicada. Esto quiere decir que hay incertidumbre sobre lo que pasará. La incertidumbre, hace que la química de tu cerebro cambie para prepararte en caso de que tengas que huir o pelear; ya que a tu cerebro lo que más le importa es tu sobrevivencia y si hay algo que no sabe si es seguro para ti, te pondrá alerta. De este modo, segregarás adrenalina y cortisol, con lo que tus pensamientos irán de una catástrofe futura  a otra. Si no tienes un entrenamiento emocional, serás presa de los pensamientos más terribles, perderás el control de tus emociones y no podrás resolver nada.  

5. Desarrolla tus habilidades sociales

La mayoría de la gente no conoce los puntos anteriores, así que será común encontrar personas estresadas o asustadas en medio de una situación complicada. En ese estado emocional, las personas suelen valorar mucho que las ayudes a mitigar su angustia. Si en lugar de pelearte o gritarte con la gente, haces alianzas que apoyen a todos, la gente quedará agradecida contigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *