52 (443) 390 4301 contacto@arielortuno.com
Seleccionar página

La humanidad sobrevive, el individuo no

De manera persona pretendes vivir en un entorno que sea seguro para ti y tus seres queridos. Es tal que si debe morir alguien, la mayoría de las personas preferirá que sea un desconocido y no un miembro de su familia. Lo curioso es que la familia del desconocido piensa lo mismo.

A través de los años la humanidad ha evolucionado a base de prueba y error. El mecanismo mediante el cual has aprendido todo en tu vida es a base de prueba y error. No siempre lo has experimentado en carne propia, pero sí has sido beneficiado o limitado por ello. Su pongamos que uno de los padres experimento un accidente de auto cuando era niño y murió un hermano. Ahora protegerá a sus hijos buscando no ocurra lo mismo. La cosa es que esas precauciones llegan después del suceso.

La antifragilidad

Nassim Nicholas Taleb, desarrolló el concepto de antifrágil. Él dice que si lo frágil es aquello a lo que le pones presión y se rompe, lo contrario debe ser aquello a lo que le pones presión y en lugar de romperse se hace más fuerte. Por ejemplo, tenemos dos emprendedores jóvenes. Ambos comenten lo errores típicos del novatez del emprendimiento y queda en quiebra con deuda. Uno de ellos se da por vencido y decide que lo mejor es ser empleado. Abandona sus sueños de libertad y se consagra a un trabajo. Es decir, se rompió, su fragilidad emocional es evidente. El otro, encuentra mecanismos para recuperarse, hace nuevos acuerdos y alianzas y en dos años ya está arriba de nuevo. Es decir, se hizo más fuerte en lugar de romperse. Se volvió antifrágil.

Taled explica que la humanidad es antifrágil. Todo lo que ha pasado a través de la historia, aún no ha acabado con la humanidad: enfermedades, catástrofes climáticas, guerras, etc. Sin embargo, para que la humanidad se antifrágil se necesita que muchos individuos mueran. La gripa, hace décadas mataba a muchas personas, gracias a eso, “la humanidad” encontró como evitar tantas muertes.

Un día, matan a una persona. Es un hecho aislado, pero tiene un patrón de comportamiento. Y ese patrón de comportamiento se identifica hasta después de cometido el delito. O sea, hay una cantidad de personas que van a morir hasta que pueda detectarse el perfil criminal. En la carretera, por el clima y el paso de los vehículos se va erosionando el asfalto. Nadie lo nota porque se da gradualmente hasta que un día un auto a exceso de velocidad se descontrola al pasar por un bache profundo y terminan dando vueltas. El chofer muere. Entonces la sociedad manifiesta su indignación ante la falta de mantenimiento adecuado de las calles. Se arregla la carretera, se establece un límite de velocidad. Ya no vuelve a haber otro accidente por la misma causa. El grupo ahora está a salvo, pero un individuo no: está muerto.

De lo que te conviene

El reto para ti es comprender que tu seguridad, tu éxito, tu salud, tu todo, depende completamente de ti como individuo. Tú tienes que crear el entorno para tu sobrevivencia. Imagina que llega un grupo de hormigas a tu casa. Les pones veneno para que se vayan. El nido sigue existiendo, el grupo continúa con vida. Pero tuvieron que morir muchas para saber que no deben entrar a tu casa.

Ningún gobierno por bueno y eficiente que sea te puede garantizar seguridad como individuo. Pueden garantizar seguridad a la sociedad, pero a ti como persona no. Parece una paradoja, pero realmente no lo es. Si un gobierno quiere erradicar la delincuencia imaginemos que lo logra con tres acciones: calidad en la educación, más y mejores empleos y penas más severas. La educación ayuda a crear una cultura cívica, los empleos apoyan a que haya menos personas urgidas de dinero y las penas más severas apoyan a que sea menos atractivo tomar el riesgo. ¿Cuántos años crees que pasaran para que dé resultados?  ¿20 años? ¿40 años? ¿Y durante esa transición cuántas personas seguirán siendo víctimas de delitos?

Si camino a media noche por la calle en un barrio que sé es conflictivo y sufro un ataque delictivo, puedo responsabilizar al gobierno por permitir que malhechores vivan ahí. Sin embargo, las heridas físicas o psicológicas se quedan conmigo. ¿No sería más inteligente evitar caminar a esa hora por esa zona? Y no estoy defendiendo ningún gobierno porque es una situación que pasa en otras áreas.

También pasa en las familias

Un padre es muy estricto y quiere lo mejor para sus hijos. Así que es rudo con la intensión de lograrlo. Los maltrata, los golpea y castiga por lo mínimos detalles. Con el tiempo, el caballero va notando que lo que realmente requieren sus hijos es sentirse amados porque ahora sienten temor por hacia él. Tuvo cinco hijos. A los dos más grandes los trato con mucho rigor, ahora a los dos siguientes los trata prácticamente sin rigor. Con el tiempo descubre que eso tampoco es bueno porque se hicieron unos desobligados y no le hacen caso. Entonces, los 4 primeros tuvieron que vivir los errores de su padre para que éste encontrará el mejor mecanismo para educarlos. Ahora el 5to hijo vive el equilibrio emocional del padre.

Lo anterior si el padre se da cuenta, porque podría maltratar a sus cinco hijos. Luego, quizá el más grande se da cuenta que no debe ser igual con sus hijos y el sistema comienza a modificarse. O sea, los cambios en grupos grandes llegan a ser lentos. Tu vida no puede estar determinada por la velocidad de cambio del grupo.

El grupo aprende de los accidentes y errores del individuo. Así que tu tarea es protegerte a ti mismo e impulsarte a ti mismo. Recuerda que si no cuidas de ti, para el grupo sólo serás parte de la estadística.

CONTRATAR CONFERENCIA MAGISTRAL

Deja un comentario sobre lo que piensas