qué es inteligencia emocional en el trabajo

Qué es inteligencia emocional en el trabajo

¿Sabes qué es inteligencia emocional en el trabajo?

Tus emociones forman parte de ti; siempre van contigo. Por eso es importante que sepas qué es inteligencia emocional en el trabajo y cómo se relaciona con tus actividades. Sobre todo, que sepas las implicaciones negativas que puede haber si dicha inteligencia es baja o totalmente carente.

Podrías concluir que es un término que se refiere a ser inteligente con el uso de tus emociones. Tienes razón. El punto es que tal conclusión es completamente racional. Cuando una emoción aparece, la razón desaparece. En ese momento tu comportamiento se transforma al grado que podrías hacer algo que ponga en riesgo tu trabajo o tu persona.

¿Dónde se origina todo?

Lo primero que haré para explicarte qué es inteligencia emocional en el trabajo es explicarte la teoría de los tres cerebros. El cerebro triuno es un supuesto desarrollado por Paul MacLean que pretende explicar el rastro que dejo la evolución en tu cerebro. MacLean expone que tu cerebro se separa en tres cerebros que tiene características individuales. Lee con atención porque lo que estás por aprender forma parte de las estrategias del neuromarketing.

  • El primer cerebro es el reptil. Es el encargado de tu sobreviviencia. Por ello, está fuertemente relacionado con la acción.
  • El segundo cerebro es el límbico o emocional. Aquí es donde se gestan las emociones. Las cuales son influidas fundamentalmente por el cerebro reptil.
  • El tercer cerebro es el racional. Es la parte donde se crean todos los pensamientos lógicos. Es donde justificas todas las acciones y emociones derivadas del cerebro reptil y el límbico.

¿Y eso cómo me explica qué es inteligencia emocional en el trabajo?

¿Qué tiene que ver con mi vida?

¿Se puede aprovechar para mi crecimiento profesional?

De la teoría a la vida

Imagina que un día solicitas a uno de tus compañeros un reporte que es relativo al área de dicho compañero. Él te dice que te lo dará en un par de horas. Insistes que es prioritario para ti porque estarás en junta por la tarde. Pasadas tres horas no está el reporte en tu correo electrónico. Vas donde tu compañero y  lo  encuentras socializando con una trabajadora del mismo piso.

Delante de ella, le expresas molesto su falta de compromiso e irresponsabilidad. Él por su parte, te reta y te manda al carajo asegurando que te daré el reporte cuándo quiera y tenga tiempo. Ambos se gritan uno par de minutos. Termina cuando lo mandas también al carajo y te vas a tu oficina para poner un correo a su jefe (copiado al tuyo) y decir que su empleado es un incompetente. Por su parte, él hace lo mismo con tu jefe (copiado al suyo) donde dice que eres un tipo déspota que llega dando órdenes como si fueras el jefe.

¿Qué fue lo que pasó?

En el nivel más básico de sobrevivencia, necesitas el trabajo para alimentarte, vestirte y garantizar la vida de tus hijos. Tu compañero busca dejar su semilla en alguna hembra para garantizar su reproducción. Su comportamiento atenta contra tu capacidad de proveer y proteger a tus hijos. Tu comportamiento atenta contra su capacidad siquiera de engendrar hijos.

Cuando no te hace entrega del reporte, hace que te veas mal en la junta. Lo que podría restar puntos a tu evaluación anual y comprometer tu permanencia en la empresa. Cuando le reclamas delante de su compañera, a la cual pretende cortejar, lo haces perder estatus frente a ella. Lo que bajaría las posibilidades de que pueda seducirla. Eso si tenía alguna.

Ambos justifican su comportamiento con el cerebro racional sin tomar en cuenta su instinto. Desde el punto de vista de cada cual, los dos tiene la razón. Además están molestos.

El cerebro reptil manda la señal de que algo está atentando contra ti, ello genera una emoción que lanza una serie de sustancias por todo tu cuerpo preparándote para reaccionar del modo que sea necesario y sobre guardar tu vida. ¡Es completamente irracional! Pero tu cerebro racional le tiene que dar  un sentido lógico para que creas que actúas como animal.

Bueno, ¿y entonces qué es inteligencia emocional en el trabajo?

Ok, ok. La inteligencia emocional en el trabajo sería que al momento de llegar con tu ineficiente compañero, tus acciones no fueran llevadas por tu instinto y emoción. Más bien por la lógica de qué es mejor para tus resultados. El cerebro reptil no evalúa a largo plazo, reacciona para defenderte en el momento. Así, tu comportamiento debe hacer a un lado la emoción para enfocarse en la relación a largo plazo.

Podrías haber llegado con tu compañero y pedirle un momento a parte. Eso mantendría su “aparente” estatus de cazador dentro del juego. Aunque podría ser una de esas piedras que no entiende y sólo estorba. En tal caso, no tienes por qué pelearte con él. Con una emoción neutral, envías le mandas un correo solicitando el reporte. Usas palabras suaves y lo copias a su jefe y el tuyo. Mencionas que te preocupa porque había quedado de entregarlo una hora atrás y deseas saber cómo apoyarlo para que el reporte esté listo antes de la junta.

Seguramente se va a molestar, es una piedra. La importante es que no hay peleas, no hay ofensas, no hay gritos. Con el tiempo se irá educando y sabrá que no eres una persona de pela. Que lo único que te interesa es que no te estorbe. Quizá nunca le caigas bien, pero llevaran una buena relación laboral. ¿La estás captando? Ahora sabes qué es la inteligencia emocional en el trabajo.

Publicado en Inteligencia Emocional.