Podcast 02 | Las 4 dimensiones del liderazgo

Hola, ¿qué tal? Te saluda Ariel Ortuño. Estoy muy agradecido con todos ustedes, por todos sus bellos comentarios sobre el primer episodio. Te quiero mucho y me alegra bastante estar en contacto contigo a través de este podcast.

Te recuerdo que si quieres invitarme a dar una conferencia magistral sobre liderazgo, persuasión o ventas, sólo envía un mensaje al whatsapp +521 443 390 4301, + 521 443 390 4301 o manda un correo a contacto@arielortuno.com

En el podcast pasado te comente cuál era la cualidad única que tenía todo líder. Si no lo has escuchado, te recomiendo que lo hagas ahora para que comprendas mejor este episodio.

Al centro tenemos tu capacidad para asumirla la responsabilidad del resultado. Esta cualidad está rodeada de 4 dimensiones del liderazgo, que si las conoces y las aprovechas, puedes sacar mayor provecho a tus habilidades porque abarcan: emocionalidad, sociabilidad, productividad y visibilidad.

Todo inicia por cómo te sientes. Si de modo interno cuentas con la seguridad suficiente y el autoestima necesaria, podrás asumir la responsabilidad del resultado de más actividades. Cuando no crees que lo puedas conseguir o en tu juego interno te saboteas, jamás podrás liderar más proyectos o más grandes. Aquí es dónde tu Inteligencia Emocional queda completamente expuesta. Por eso, la primera Dimensión del Liderazgo es “Emocionalidad: De cómo te sientes”.

Casi todos los empresarios y directivos que conozco, se enojan cuando algo no sale cómo esperan o cuando sus trabajadores hacen lo contrario de aquello que les pidieron. Hasta cierto punto, considero que es  normal esa sensación de frustración cuando las cosas ocurren de un modo diferente al planeado. Sin embargo, la intensidad con la que experimentas molestia por la frustración de que algo no salga cómo quieres, varía de acuerdo a tu inteligencia emocional.

Uno de mis clientes, tenía la tendencia de hacer un drama digno de telenovela cuando una de sus estrategias de marketing no funcionaba. De modo emocional, prácticamente se rompía. Es más, casi lloraba y te juro que en esos momentos, me parecía que estaba viendo a un niño berrinchudo de unos 8 años de edad. Esto ocurría cada tres meses porque, como no conseguía tener un crecimiento muy grande tal cual, algunos de sus tantos gurués se lo decía, intentaba otra estrategia y luego otra sin perfeccionar ninguna. Todos sus colaboradores estaban cansados de que siempre hubiera cosas nuevas por realizar, para hacer lo mismo que ya hacían. Es de esperarse, que en la empresa, la mayoría de los trabajadores tuvieran la misma inestabilidad emocional.

La segunda dimensión está relacionada con el modo en que interactúas con las personas; tanto la gente que diriges cómo a los líderes que necesitas seguir. Aquí es dónde tu Inteligencia Social y tus habilidades para influir a las personas, quedan completamente expuestas. La segunda dimensión del liderazgo es “Sociabilidad: De cómo interactúas”.

Un colega entrenador y conferencista que conozco desde hace algunos años, ha logrado que su empresa de capacitación se posicione en el mercado. Él, es un buen motivador cuando se trata de hablar al público que lo contrata. Lo curioso es que, el modo de interactuar con sus trabajadores suele ser hostil. Los ofende, los demerita y hasta les habla con palabras ofensivas. No influye a sus trabajadores, los tiene aterrados pensando que si no están en su empresa, no son nada y no tendrán acceso a otra oportunidad igual.

Una acción parecida, usa con sus proveedores. Conmigo, llegó a tratar de hacer negociaciones donde sus primeras frases eran para demeritar mi trabajo. Quería usar las mismas estrategias que usaba con sus trabajadores. Este colega, no está haciendo un buen uso de la Segunda Dimensión del Liderazgo; ya que es manipulativo y oportunista en lugar de persuasivo.

Recapitulando: la primera dimensión del liderazgo es Emocionalidad, de cómo te sientes y la segunda dimensión del liderazgo es Sociabilidad, de cómo interactúas.

La tercera dimensión se enfoca en qué tan productivo puedes ser. En la primera dimensión aumentas tu Inteligencia Emocional, en la segunda dimensión tu Inteligencia Social y en esta dimensión,  se trata de tu Capacidad para hacer que las cosas sucedan, de la manera más rápida y eficiente. Por ello, la tercera Dimensión del Liderazgo es: “Productividad: De cómo trabajas”.

A los 17 años laboré como jefe de almacén en una comercializadora de material eléctrico. La matriz de la empresa estaba en la ciudad de México y yo, laboraba en una sucursal en otra ciudad. La instrucción del director general era que se realizara una junta cada semana para dar solución a los problemas, medir los resultados y prever actividades futuras. Dicha junta se realizada cada día sábado a partir de las 10 de la mañana.

El gerente de la sucursal, tenía un desenfoque increíble sobre lo que se tenía que hacer en una junta. Divagaba constantemente de un tema a otro, daba mil instrucciones sobre cómo se debería haber resulto un problema que ya había sido resulto. También daba cientos de ideas para atender un detalle menor. Nunca se cumplían los objetivos de la junta; de hecho, jamás sabíamos cuáles eran los objetivos de la junta. A nadie le gustaba asistir a esas juntas porque eran una pérdida de tiempo. Ni siquiera al mismo gerente. Definitivamente, no había un líder que aprovechara correctamente la tercera dimensión del liderazgo “productividad: de cómo trabajas”.

Entonces, si ya te sientes con gran seguridad, sabes cómo interactuar con las personas, haces que las cosas sucedan, pero tu imagen es altanera, soberbia o viciosa, echaras todo a perder. En la última dimensión vas a mostrar la calidad de Tu Marca Personal. Así, la cuarta Dimensión del Liderazgo es: “Visibilidad: De cómo te ven”.

Hace algunos años, frente de la casa donde vivía había una tienda de abarrotes. La atendía Nacho, un joven trabajador y amable. Podría decir que Ignacio, era un caballero seguro de sí mismo, sabía cómo tratar a sus clientes para que continuáramos comprando en su negocio y había automatizado algunos procesos para hacer más rentable su emprendimiento y dar una gran atención. El problema con Nacho, es que tenía conocidos que iban a su tienda y él, permitía que tomaran en la parte de afuera. Esos conocidos, también llegaban a altas horas de la noche para hablar con Nacho y comprar más cerveza. Deberían durar cerca de dos horas ahí, conversando, riendo y escuchando música a un volumen muy alto. Ignacio casi no tomaba, es más, a veces ni siquiera salía; pero los vecinos no sabíamos eso. Él, para no parecer mala persona ante los ojos de sus conocidos, les seguía el juego a sus alcohólicas amistades. Nacho cubría las 3 primeras dimensiones del liderazgo, pero la cuarta dimensión visibilidad: de cómo te ven, la tenía por los suelos y su marca personal estaba relacionada con parrandas y no dejar dormir.

A menudo la gente presta poca atención a la imagen que envía al mundo. Algunas veces dicen que es porque no son famosos; otras veces dicen que no van a dejar de ser como son para agradar a los demás. Yo, creo que el problema no es dejar de ser quien eres, sólo requieres aumentar o disminuir tu esencia de acuerdo al contexto en el que te encuentres. A mí me gusta escribir y pienso que sería muy raro llegar a una reunión y en lugar de hablar con las personas, me pusiera a escribir lo que quiero decir. Todo ello, bajo la idea de que así soy y la gente me tiene que querer de esa manera.

Ahora te repetiré las 4 dimensiones del liderazgo: La primera dimensión es Emocionalidad, de cómo te sientes, la segunda dimensión es Sociabilidad, de cómo interactúas, la tercera dimensión es Productividad, de cómo trabajas y la cuarta dimensión del liderazgo es Visibilidad, de cómo te ven. Y al centro de estas 4 dimensiones y lo que hace que estén cohesionadas, es la cualidad única que tiene cada líder y que te explique en el primer episodio de este podcast. Si aún no lo has escuchado, lo puedes hacer en un momento.

En los próximos episodios te enseñaré como desarrollar cada una de estas 4 dimensiones para que incrementes tu liderazgo y te conviertas en una persona persuasiva de manera natural.

Finalmente quiero mandar un saludo a Joaquín, a Pedro, a Fingerma y a Mariel.

Si te ha gustado este episodio, por favor, compártelo en tus redes sociales. También te pido que me sigas en Instagram, me encuentras cómo Ariel Ortuño. Y, date una vuelta por Amazon para que compres mis libros donde hablo sobre liderazgo, persuasión y ventas.

Nos escuchamos en el próximo episodio y recuerda, estás a una frase de inspirar al mundo…

Publicado en Liderazgo y Persuasión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *